Nitrocarburación

La nitrocarburación es un método termoquímico para enriquecer el borde de una pieza de trabajo con nitrógeno y carbono. Generando una capa de nitruro que contra de una capa de unión y una capa de difusión. Por el contrario en la nitruración solo se acumula nitrógeno.

El método se puede emplear en diversos medios:

  • en gas (nitrocarburado en gas)
  • en baño salino (nitrocarburado en baño salino)

El nitrocarburado en gas se efectúa a temperaturas entre 500 °C y 630 °C en una mezcla de gas, que puede emitir nitrógeno (p. ej. amoníaco) y carbono (p. ej. dióxido de carbono). El objetivo es mejorar la resistencia al desgaste y a la corrosión de los aceros de aleación baja a media. Los aceros de aleación alta no son aptos, debido a un porcentaje de cromo superior al 13 %, pues forman una capa de pasivización. Un enfriamiento en atmósferas oxidantes aumenta por lo general la resistencia a la corrosión.

En el nitrocarburado en baño salino se tratan componentes de aceros de aleación baja, media a alta e hierro forjado en sales fundidas a temperaturas de 550 °C a 630 °C. Las ventajas de ese método son el breve tiempo de tratamiento, y la alta resistencia al desgaste y a la corrosión que consigue. Un tratamiento adicional oxidativo consigue el mismo efecto positivo que el nitrocarburado en gas. Como componentes del baño salino se emplean álcali cianatos y álcali carbonatos, las sales se pueden dosificar durante la reacción.